Las bananas son una excelente fuente de vitamina B6, con mucha fibra, potasio, manganeso, vitamina C, biotina y cobre.
La mala noticia es que son ricos en carbohidratos y azúcares, por lo que cualquier persona que cuide su peso y consumo de azúcar, o con signos de resistencia a la insulina, debería limitar su consumo. Una característica poco conocida de las bananas, es que forman parte de la corta lista de alimentos que ayudan a manejar el estrés.En especial cuando son verdes, pueden llegar a tener hasta un 80 % de almidón. Sin embargo, las bananas verdes se utilizan para tratar con éxito la diarrea, ya que son un almidón resistente a la digestión. Authority Nutrition señala lo siguiente:
«Antes de que madure, una banana es casi en su totalidad almidón, que equivale entre un 70 % a 80 % de su peso en seco. Una gran parte de este almidón es el almidón resistente a la digestión. Cuando la banana madura, la cantidad de almidón y almidón resistente disminuye y se convierte en azúcares
Usualmente, la fibra se clasifica ya sea en soluble o insoluble. Sin embargo, desde el punto de vista de la salud, la capacidad de fermentación de la fibra es realmente lo importante. Los almidones resistentes a la digestión son fibras de baja viscosidad que se resisten a la digestión en el intestino delgado y se fermentan lentamente en el intestino grueso.
Aquí, los almidones resistentes actúan como prebióticos, al alimentar a las bacterias saludables. Debido a su lenta fermentación, no provocan flatulencias. (Los Marie o fui clara?)…También, agregan un volumen significativo a la materia fecal, y ayudan a mantener los movimientos intestinales regulares.
Cómo son indigeribles, no aumentan la glucemia. Las investigaciones sugieren que ayudan a mejorar la regulación de insulina,
Además de los bananas, papaya y mango verdes, hay otros alimentos ricos en almidón resistente que incluyen a los frijoles blancos, lentejas, semillas ,almidón de las papas, de la tapioca y harina de arroz integral